« regresar a Vida Familiar

Presupuestando la llegada del bebé

Presupuestando la llegada del bebé

05 de junio de 2014

La ropa de maternidad, los artículos para el bebé, los pañales – son solamente algunos de los gastos que concemos cuando uno está esperando. La buena noticia es que hay muchas formas de acomodar al nuevo miembro de la familia en el presupuesto familiar sin pasar apuros. Aquí le explicamos cómo.

Tome prestado. 

Es difícil justificar un nuevo guardarropa de maternidad si va a ser usado por sólo nueve meses. Por esta razón, más que nunca, vale la pena que una futura mamá obtenga ropa de maternidad prestada de amigas o familiares. Ahora bien, si pedir una mano le incomoda, considere organizar un intercambio de ropa en su casa y así ampliar su vestuario y su círculo de amistades.

¿Qué cosió? 

Muchas futuras mamás deciden guardar la ropa previa al embarazo, hasta después de que llegue el bebé. Sin embargo una buena costurera puede modificar su vestuario por una fracción de lo que costaría uno nuevo. Por ejemplo, añadir una cintura elástica a sus Jeans favoritos puede hacerlos durar varios meses más. ¿La mejor parte? Cuando usted lo requiera, la costurera puede regresar sus Jeans a su estilo original.

Empiece a juntar. 

¿Sabía usted que las mujeres embarazadas son uno de los grupos demográficos más importantes del marketing? Este es el momento de sacar ventaja de todas las ofertas, cupones y programas de recompensas que llamen a su puerta en los próximos meses.

Pida consejos. 

Nadie sabe mejor cuánto cuesta criar a un niño que otra madre. Conversar con una mamá con experiencia puede ayudarle a preparar su presupuesto para gastos inesperados.

Reinvierta su dinero.

Los meses finales de su embarazo son un tiempo de reflexión y descanso y también la oportunidad perfecta de reinvertir sus ganancias. Es probable que usted no esté gastando lo que solía en ropa, diversiones y salidas nocturnas con amigos. ¿Por qué no canaliza estos ahorros a una cuenta o a un fondo de emergencias? O mejor aún, use ese dinero para pagar deudas o contribuir a sus fondos de jubilación.