« regresar a Vida Familiar

El ABC de la economía al formar una familia

El ABC de la economía al formar una familia

05 de junio de 2014

Hoy en día, los padres novatos gozan de muchas herramientas para prepararse a recibir a un nuevo miembro de la familia. Lo mejor de estas, es que pueden ser la base de un futuro sin deudas para usted y sus hijos. Aquí le explicamos algunas de ellas para empezar.

Calculadora de gastos del bebé. 

Guarderías, pañales, biberones – son gastos comunes en el primer año de un niño. Afortunadamente una calculadora de gastos del bebé – fácil de hallar en la web – puede ayudarle a establecer un presupuesto informado. Desde gastos continuos como ropa y medicinas, hasta los que suceden solamente una vez como un cochecito o un asiento infantil para el auto. Una calculadora es la mejor manera de anticipar gastos y ahorrar para el mañana.

Cuenta de ahorros para la educación.

No hay mejor momento que ahora, para empezar a ahorrar para la educación de sus hijos. Una cuenta de ahorros de educación postsecundaria por ejemplo, es una forma excelente de asegurar que sus ahorros alcancen o excedan los gastos futuros de educación de sus hijos.
Algunos niños son elegibles para becas y bonos de enseñanza que permiten a los padres hacer contribuciones regularmente. Una línea de crédito personal puede ayudar a los padres primerizos a tomar prestado dinero para la educación de sus hijos, en el momento oportuno.

Póliza de seguros. 

La póliza correcta puede ayudar a atenuar los gastos de criar una familia en caso de fallecimiento de uno de los padres o discapacidad de uno de sus miembros. Un seguro de vida puede cubrir la falta de un salario, pagar los gastos del funeral o ayudar a pagar deudas y préstamos; además puede ofrecer a su familia la seguridad y protección que merecen.

Plan financiero.

Los primeros años como padre pasan volando. Sin embargo, los gastos no tienen que ser imprecisos. Contar un plan detallado de pagos puede ayudar a los futuros padres a planear de antemano gastos inesperados, ahorrar para cubrir gastos esenciales como la educación y evitar pagos tardíos que resultarían en cargos de intereses innecesarios.

Vecino amigo. 

Probablemente, usted no es el único en su sector  con una familia en crecimiento. ¿Por qué no junta sus recursos y divide los gastos de paternidad creando un equipo? Intercambiar ropa y comprar al por mayor son ideas económicamente eficientes que demuestran que es conveniente contar con el vecindario para criar a un niño.